logo

Uso de la cursiva

Versión 1.3. 2012-11-26

La letra cursiva o itálica es la que tiene inclinados los trazos ascendentes de letras como b, d, h, m, L, F, H, T, etc., a menudo con formas más redondeadas que las correspondientes letras redondas.

La cursiva es, junto con las mayúsculas y las comillas, uno de los tres procedimientos básicos para indicar que una palabra o grupo de palabras tiene un sentido especial que no se corresponde con el del léxico común de la lengua. Estos tres procedimientos rara vez se combinan (salvo en los nombres propios y la mayúscula de la primera palabra de una expresión, título, cita o similar).

La normas sobre el uso de la cursiva no son ortográficas, y por tanto lo establecido sobre ella en la Ortografía del 2010 de la RAE (Real Academia Española) y la Asale ha de entenderse como una mera orientación general destinada a textos generales.

Las principales funciones de la cursiva son de énfasis y para señalarle al lector que un sintagma o una palabra común puede resultarle ajena por ser un neologismo, formar parte de una jerga o argot, adoptar una forma incorrecta o funcionar como metalenguaje, es decir, no formar parte del discurso con el sentido propio de las palabras.

Naturalmente, las reglas que siguen a continuación también han de entenderse como orientativas, pues la ortotipografía debe ser flexible y adaptarse a las necesidades de cada escrito. Como ejemplo de esta flexibilidad, pensemos en un escrito donde abundan tanto los énfasis como los neologismos; en tal caso, podemos optar (siempre manteniendo la coherencia) por escribir entrecomillados los neologismos, o bien podemos expresar el énfasis con negrita u otro cambio tipográfico.

Cursiva sin mayúsculas

1) Énfasis:

A ver si te enteras: si lo hizo fue porque quiso, no porque se lo pidieran.

2) En las palabras o letras españolas que se usan como referencia a sí mismas y no por su significado.

¿Una palabra que tenga cinco íes? La respuesta es dificilísima.

3) En las palabras comunes que, por ser de origen extranjero, no siguen las normas ortográficas del español (no van en cursiva, por tanto, los nombres propios, títulos entrecomillados, citas…):

Su partenaire tenía mucho glamour.
La revista se imprime en offset.

4) Las palabras que no se emplean correctamente y las creaciones coloquiales:

Tenía un helao de cocholate, pero me se cayó cuando veía la peli.

5) En textos didácticos, el nombre de los conceptos cuando se introducen o explican:

Los caracteres son representaciones abstractas de los componentes mínimos con valor semántico de una lengua escrita. Una fuente es una colección de glifos, que son representaciones gráficas de caracteres.

6) En diccionarios, la función gramatical, los ejemplos, comentarios, etc., del significado:

durante prep. Denota simultaneidad de un acontecimiento con otro. Durante los días de invierno.

7) Las indicaciones escénicas en obras de teatro o guiones de cine, radio y televisión, incluyendo los paréntesis[1]:

Félix. (Gritando y yendo hacia él.) ¡Hable usted! (Cogiéndole por el pecho un puñado de tela y zarandeándole en el sillón.) ¡Diga usted si es cierto o no es cierto lo que ha dicho esa mujer!

8) Las indicaciones de dinámica y carácter en música empleadas en sentido general, incluyendo las abreviadas:

piano, allegro, mf

Cursiva con mayúscula en la primera palabra

Se emplea la cursiva con inicial mayúscula en la primera de sus palabras y las que pudieran corresponderle por las normas generales:

1. En los títulos de obras artísticas que forman una unidad física o temporal, y en particular en los de:

a) libros:

Ortografía de uso del español actual
Ecosistemas de los Andes colombianos
Hamlet

b) pinturas, fotografías y esculturas:

Las meninas
Presencia de América Latina
El beso

c) obras teatrales, espectáculos y películas:

La venganza de don Mendo
Desayuno con diamantes
Varekai

d) obras musicales, cuando son descriptivos y no aluden a la forma o el género:

la Sinfonía núm. 6 en fa menor, Pastoral, de Beethoven
Las cuatro estaciones
Los maestros cantores de Núrenberg

e) discos y otros registros sonoros:

Descanso dominical

f) el tema de congresos, encuentros, simposios, etc., que sirven de lema en aposición y que se aplican a toda la serie:

XI Congreso La unidad en la diversidad

Cuando afecta a uno solo de los congreso de la serie va entrecomillado.

g) programas de televisión de emisión periódica, como las series, o que consisten de un único programa:

La familia Ingalls
La casa de la pradera
Informe semanal
Diez años de democracia

h) exposiciones (que alternativamente pueden ir entre comillas):

La exposición 100 años, 50 acontecimientos. Palau de la Música Catalana se inauguró ayer.
La exposición «100 años, 50 acontecimientos. Palau de la Música Catalana» se inauguró ayer.

En ocasiones, una parte del título ocupa el lugar del completo:

el Quijote, el Times.

Los títulos dados en una lengua extranjera conservan las mayúsculas que le corresponden según las normas ortográficas generales de esa lengua:

When I was a German
La France et les Français

2. Los nombres dados a animales individuales:

Mi gata Dara es de raza persa.

Pero podría optarse también por la redonda si, por ejemplo, se trata de animales que son auténticos personajes de una obra, como Tintín y Milú.

3. En nomenclatura zoológica y botánica, los nombres científicos de género, especie y subespecie:

Artemisia campestris subsp. inodora
Felis silvestris catus

4. En nomenclatura bacteriológica, los nombres científicos de todos los niveles:

Lactobacillales

En zoología y botánica se ha preferido la redonda, pero cada vez es más frecuente la cursiva.

5. Los nombres de ejemplares individuales de los vehículos, bien sean parte de una serie, bien sean singulares:

la Numancia, el Cruz del Sur

6. Los movimientos de obras musicales concretas, cuando se refieren al carácter:

El Allegro energico e passionato—Più allegro de la Cuarta Sinfonía de Brahms.

Cursiva con mayúsculas en todas sus palabras

Se escriben en cursiva con inicial mayúscula en todas sus palabas salvo artículos y preposiciones:

1. Las publicaciones periódicas impresas, como diarios, revistas, cómics… También van en cursiva las correspondientes siglas bibliográficas:

Mundo Científico, La Vanguardia, Le Monde
Neue Zeitschrift für Musik, NZfM

2. Los sobrenombres, cuando van acompañados del nombre real

Leopoldo Alas Clarín
La regenta es una obra de Clarín.
Dolores Ibárruri, la Pasionaria

3. Los nombres dados a huracanes y ciclones individuales:

el Katrina, el Choi-wan

Casos especiales

En textos íntegramente compuestos en cursiva, como en las dedicatorias o los epígrafes, las funciones de la redonda y la cursiva se intercambian; no obstante, siempre van en cursiva los símbolos de una letra que representan conceptos matemáticos o magnitudes físicas (como velocidad, energía o temperatura):

Teorema 3. Si a = b y b = c, entonces a = c.

En titulares de prensa, donde la cursiva no se considera adecuada, es frecuente que se reemplace por comillas simples:

El ‘Katrina’ llega a Nueva Orleans

En textos que se muestran en una pantalla, las cursivas también pueden presentar problemas de legibilidad, por lo que se pueden reemplazar por comillas simples, comillas ordinarias o negritas.

Las citas, títulos entrecomillado y similares de textos en otras lenguas no se pasan a cursiva.

No debería formarse el plural de las palabras o sintagmas que van en cursiva dejando -s o -es en letra redonda, sino que han de ir íntegramente en cursiva:

Ese cuarteto tienen demasiados adagios para mi gusto.

Notas

1. ^ La posición en el ejemplo del punto con relación al paréntesis es correcta. En cambio, no es correcta la imposición académica de que el punto vaya tras el paréntesis en todos los casos.